PIMIENTO

Del latín Capsicum anuum, pertenece a la familia de las Solanáceas junto al tomate, la patata y la berenjena. Puede ser de color rojo, amarillo, verde o naranja. La temporada del pimiento suele ser verano y otoño, pero gracias al cultivo en invernadero está disponible todo el año. Su temperatura óptima de desarrollo es de 20-25º C.

CALABACÍN

Del latín Cucurbita pepo, pertenece a la familia de las Curcubitáceas. Su forma es alargada aunque también puede ser esférica.  Se recolecta tierna, sin haber alcanzado su tamaño definitivo. Es una hortaliza de verano aunque se puede producir durante todo el año. Su cultivo es común en climas templados o fríos, aunque existen variedades que se cultivan a nivel de mar. Para su desarrollo requiere una temperatura de 25-30º C y para la floración, de 20-25º C.

BERENJENA

Del latín Solanum menongena, pertenece a la familia de las Solanáceas. Su forma es cilíndrica, oblonga o alargada en la mayoría de los casos, con la piel lisa, brillante y de colores diversos según la variedad, aunque suele ser de color morado. Soporta bien las temperaturas elevadas, pero exige mucha luminosidad. Su temperatura mínima es de 10-12º C y su máxima de 40-45º C. Aunque la producción es abundante en verano, los cultivos bajo plástico hacen que esta hortaliza esté disponible todo el año.

TOMATE

Del latín Solanum lycopersicum, pertenece a la familia de las Solanáceas. Suele ser de color rojo, aunque también los hay de color verde, amarillo y negro. Su forma es redondeada, si bien existen otras variedades esféricas, alargadas y periformes. La temperatura óptima de desarrollo del cultivo de tomate oscila entre los 20-30º C. Es una hortaliza que se encuentra todo el año.

PEPINO

Del latín Cucumis sativus, pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, al igual que el melón y la sandía.  Su forma es alargada y redondeada en la punta. El color de la piel es verde, que amarillea en las puntas, y la pulpa entre blanca y amarillenta. No es muy exigente en cuanto al calor, aunque a mayor cantidad de radiación solar, mayor es la producción. Su temperatura idónea oscila entre los 19-21º C en el proceso de formación de la planta.

MELÓN

Del latín Cucumis melo, pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Su tamaño depende de las variedades y condiciones de cultivo. Su forma suele ser cilíndrica. Necesita al menos 15º C para germinar, situándose la temperatura óptima hacia los 32º C. La temporada de melón tiene su punto álgido en los meses de primavera y verano.